Fake News, nuevos medios

¿Puede la democracia sobrevivir a Internet?

“Los medios de comunicación son necesarios para que una democracia se mantenga sana”. Esta es una frase que se está repitiendo mucho sobre todo por dos razones: los ataques de Trump a los periodistas y la amenaza de las redes sociales a los medios tradicionales.

Pero el problema no es la falta de medios de comunicación sino la sobredosis de fuentes de información que se confunden y entremezclan hasta formar una avalancha de ruido del que es difícil sacar algo coherente.

Internet ha democratizado la comunicación de masas y democratizar es, en principio, algo bueno. Pero ¿lo es realmente?

Noticias falsas y odio

Hace tan solo unos meses, durante la campaña de las elecciones americanas, unos adolescentes macedonios se dedicaron a publicar noticias falsas en blogs caseros sobre Trump y Clinton y a compartirlas en grupos de Facebook. Se forraron gracias a los millones de visitas que recibieron y al programa de publicidad Google AdSense.

Hace tan solo unas semanas el YouTuber con más suscriptores del mundo PewDiePie fue expuesto en un artículo de Wall Street Journal en relación a su utilización de simbología y expresiones antisemitas en sus vídeos.

Grupos que promueven el odio y el racismo dominan los resultados de Google para determinado términos de búsqueda y consiguen propagar sus ideas a una audiencia masiva como el caso del término “¿Ocurrió realmente el holocausto?” para el que el primer resultado era una página en la que se decía que era una invención.

Los ejemplos de contenidos falsos y que promueven el odio pero que llegan a una audiencia masiva son incontables y todos tienen algo en común: usan las nuevas plataformas digitales para transmitir su mensaje y, además, se lucran de ellas.

Fake news de celebrities

El mecanismo es el siguiente: yo sé que la gente tiende a hacer clic en las noticias más escandalosas, sobre todo si tienen que ver con famosos. Así que me invento una (un embarazo, un separación…) para conseguir que el mayor número de personas posible visite mi noticia. Mi página está asociada a Google AdSense y por cada visita me llevaré un poco de dinero (si consigo el suficiente volumen, puedo llegar a ganar bastante pasta).

Me importa un bledo que me pillen, no tendré que devolver nada.

Un ejemplo de fake news de celebrities reciente son las falsas muertes de famosos que incluyen a Miley Cyrus, la reina de Inglaterra o el fundador de Playboy Hugh Hefner. Las fake news de famosos no son nuevas, pero ahora se pueden monetizar desde el salón de tu casa.

El fin de la corrección política

Aunque la corrección política a veces pueda ser un poco ridícula, acabaremos por echarla de menos. Si en la era preInternet se llevaba el ser correcto y comedido, ahora se lleva ir a lo bestia. Si antes alguien que odiaba a un colectivo en concreto (homosexuales, negros, gitanos) se lo tenía callado, ahora se envalentona porque ve que no está sólo/sóla, que no pasa nada si predicas tu odio a los cuatro vientos por Facebook, Twitter o Snapchat.

Sitios que han hecho de la incitación al odio su seña de identidad como Breitbart en Estados Unidos han acumulado tanto poder que han llegado hasta la propia Casa Blanca (su fundador es el consejero principal del nuevo presidente).

¿A dónde quiero llegar con esto? Pues la conclusión es que esto se nos está yendo de las manos y es hora de que se ponga un control. El problema es que controlar esto es muy difícil. Censurar Internet es una tarea imposible por el volumen de información y de fuentes a menos que se cape el acceso como en el caso chino y esa no sería una solución sino un problema mayor.

Si alguien tiene el poder de hacer algo es Facebook, Google, Twitter y las demás grandes plataformas que distribuyen la mayor parte de la comunicación digital. Su labor será muy complicada pero están ganando mucho dinero y es su responsabilidad tomar medidas.

¿Por qué es un peligro para la democracia?

  1. Porque este fenómeno favorece la difusión masiva de posiciones extremistas.
  2. Porque las redes sociales tienden a crear silos ideológicos (seguir sólo a quien piensa como nosotros y refuerza nuestras posiciones) y no fomenta el debate constructico sino el linchamiento colectivo.
  3. Porque cada vez tenemos menos confianza en los medios de comunicación, algo que aprovechan los políticos para desacreditar cualquier información que les perjudique (esto lo hace mucho Trump).
  4. Porque ser riguroso no es rentable con el actual modelo publicitario basado en el clic (¿para qué pasarme semanas preparando un artículo de investigación cuando voy a recibir más clics con una galería de famosos y sus operaciones de estética?).

El enfado diario

Uno de los efectos secundarios (o quizá primarios) de las fake news y de la incitación al odio es que sacan lo peor de las personas. Ese tweet deseándole la muerte a alguien, esa noticia negando el cambio climático, ese fotomontaje cutre de Facebook riéndose de alguna minoría… pueden acabar por amargarte el día y aunque sólo sea para que la gente no esté un poco más enfadada y triste cada día, hay que hacer algo.

Este rollo será el último en una buena temporada, a partir de ahora me enfocaré en temas de productividad, un tema que me está enganchando cada vez más.

 

 

Anuncios
nuevos medios, Tendencias Digitales

Asúmelo, los algoritmos deciden por ti

Los algoritmos son un arma muy potente que controla lo que veremos o no veremos en nuestro día a día digital. El algoritmo de Google decide qué páginas son relevantes para las búsquedas que hacemos, el algoritmo de Facebook decide por ti qué es lo que te interesa saber sobre tus amigos, temas y marcas que te interesan, el algoritmo de Netflix te aconseja que series te pueden gustar más, el algoritmo de Amazon te aconseja productos que puedes necesitar…

Un algoritmo recoge una serie de datos sobre tu consumo de contenidos (o productos) a lo largo de un periodo de tiempo, luego les aplica una serie de fórmulas para determinar cuáles son tus preferencias y genera una lista de los resultados que con más probabilidad te van a gustar (pueden ser posts en redes sociales, música, películas, libros…). En el caso de Google el algoritmo recoge una serie de datos sobre la autoridad de la página (número de enlaces, menciones, calidad de los contenidos, relevancia…) y le asigna un valor que luego determinará su posición en las búsquedas.

Los algoritmos tienen mucho poder y por eso a veces dan un poco de yuyu. Por supuesto, todas las grandes corporaciones de Internet aseguran que los suyos completamente imparciales y que no hay ninguna intención de favorecer unos contenidos o productos sobre otros por intereses comerciales. Sin embargo, la tentación es demasiado fuerte y sabemos que a veces han sucumbido.

Twitter lanzó la idea de abandonar el orden cronológico de los tweets y empezar a aplicar un algoritmo para dar prioridad a unos tweets sobre otros. Aunque la idea no cayó bien entre muchos usuarios, al final lo han aplicado (desde febrero pasado). Uno de los últimos bastiones del timeline con orden cronológico por defecto ha caído finalmente.

El problema de los algoritmos es que limitan la diversidad. Siempre tendemos a interactuar y valorar más aquellas visiones y usuarios con los que estamos de acuerdo y el algoritmo lo percibe y lo refuerza. El resultado es que otras visiones son enterradas al final de la cola de nuestro timeline de modo que sólo estaremos en contacto con aquello con lo que estamos de acuerdo. Es el ghetto digital moderno.

Uno de los casos en los que los algoritmos están teniendo más éxito son los motores de recomendaciones. En concreto el caso de Spotify y su Discover Weekly es de los más sonados. Cada semana los usuarios de la plataforma de streaming musical más grande del mundo esperan su dosis semanal de sugerencias personalizadas. Y por propia experiencia  Spotify está dando en el clavo. Discover Weekly consigue un buen balance entre recomendarnos estilos y grupos que ya te gustan con otros estilos y grupos nuevos que nos permitan explorar más allá de nuestro territorio conocido.

Otro motor de recomendaciones muy potente que ha encontrado un montón de cosas que me interesaban y que me ha hecho gastar un montón de dinero es el de Amazon. Cada semana recibo varios emails con recomendaciones basadas en mi Lista de deseos y en lo que ha comprado gente que ha comprado lo mismo que yo… con frecuencia dan en el clavo. Mucho más potente y menos molesto que el remarketing (aunque mucho más difícil de desarrollar).

nuevos medios, Tendencias Digitales

Un mundo mobile first: es tiempo de cambiar el chip

Hace tres años hice un curso de Google Analytics en Londres y recuerdo que el último día le hice una pregunta un poquito trampa al profesor:

Si sabiendo lo que sabes ahora volvieses al pasado… ¿en qué área te especializarías?

No dudó ni un segundo y me contestó “Mobile Marketing”.

La respuesta tiene mérito porque hace tres años no vivíamos en un mundo mobile first. Eso sí, el sorpasso (qué palabra tan de moda!) ya se veía en el horizonte.

Hoy ya vivimos en un mundo mobile first. Google ya ha reconocido que se hacen más búsquedas desde móvil  y tablet que desde PC y portátil. Otros estudios confirman que más de la mitad del tráfico web en Estados Unidos se hace desde móviles.

Mobile first no es sólo un término cool de marketing, es un cambio de chip mental necesario. Tradicionalmente una estrategia de marketing digital se centraba en el desktop y luego, como añadido, se adaptaba al móvil. Los resultados los vemos todos los días.

En un mundo mobile first el móvil debe ser el elemento central de una estrategia digital, no un añadido. Eso no significa que haya que descuidar desktop, pero sí significa que ya no es el protagonista.

Algunos de los pilares de este mundo mobile first:

Mobile web: el patito feo del mobile marketing mix. Sin embargo, una buena web móvil, responsive o sitio móvil dedicado, que esté adaptada a pantallas de distintos tamaños y que también ofrezca una experiencia de usuario adaptada, es fundamental. Comscore dice que es Estados Unidos el 90% del tráfico móvil se hace hacia apps, sin embargo ellos mismos advierten que esta cifra es engañosa a la hora de valorar si apostar por un sitio optimizado para móviles o una app ya que sólo un pequeño porcentaje de apps -sobre todo Facebook- acaparan la mayor parte del tiempo.

Las apps: app o no app, he ahí la cuestión. Yo diría que depende de la naturaleza del negocio y de los recursos de que dispongamos. Una empresa de ecommerce o un medio de comunicación se puede beneficiar mucho de una app, el uno para agilizar la consulta de catálogo y la experiencia de compra, el otro para agilizar la carga de contenidos y habilitar notificaciones. Estos son sólo dos ejemplos. Un negocio local, sin embargo, haría mejor en emplear los recursos en otras áreas. Si la app va a mejorar la experiencia que el sitio móvil ofrece, a por ello. Si sólo va a ser una versión descargable con las mismas funciones… Mejor nos ahorramos el dinero y el esfuerzo.

Experiencia de compra: la experiencia de compra en móvil (app o web) ha sido un desafío para muchas empresas de ecommerce, pero poco a poco se van viendo grandes ejemplos de cómo abordarlo con éxito. La herramienta de búsqueda interna, la agilidad a la hora de consultar el catálogo y sobre todo el checkout son los elementos clave y deben estar hechos a medida de una pantalla pequeña.

Artículos instantáneos: si eres un creador de contenidos, los nuevos formatos de artículos de carga instantánea Facebook Instant Articles y Google AMP son una herramienta para resolver el problema de la velocidad de carga en móviles.

SMS: a pesar de que su uso ha caído en picado con la llegada de las apps de mensajería, siguen siendo efectivos para determinadas situaciones como ofertas puntuales, descuentos relámpago en una tienda o recordatorios.

Messenger apps: cada vez más se usan como herramienta de atención al cliente por sus costes muy bajos y porque no requiere nuestra atención total como una llamada de teléfono. Su utilización como herramienta de marketing es aún una zona un poco gris y ya ha llevado a alguna demanda en España.

Mobile advertising: el targeting móvil es muy poderoso. Por ejemplo, un negocio local puede impactar exclusivamente a los clientes que estén en un radio de pocos kilómetros alredededor de su tienda. Google permite ya hacer pujas diferenciadas por dispositivo en AdWords. Facebook ha creado una nueva plataforma Facebook Audience Network que se está especializando en native advertising en apps. Las nuevas opciones está ahí y están produciendo muy buenos resultados.

Micro Moments: el móvil está con nosotros en todas partes y a todas horas. Esto da lugar a mucho micro moments en los que buscamos información, queremos comprar, queremos aprender a hacer algo… Diseñar contenidos adaptados a esos micro moments es uno de los nuevos retos del mundo mobile-first.

Creatividad: el móvil está en constante evolución. Debemos mantenernos al tanto de lo que ocurre y usar nuestra creatividad para sacarle partido a las nuevas funcionalidades. Ahora mismo tenemos varias tendencias como la realidad virtual, la búsqueda por voz, los chat bots o los asistentes virtuales que presentan oportunidades de crear nuevos conceptos.

nuevos medios

Sobre Gawker y Peter Thiel

Este blog va también sobre nuevos medios y Gawker Media es un medio nativo digital de los más importantes así que aquí explico qué les ha ocurrido.

Cronología del Gawker v Hulk Hogan

Diciembre 2007 – Gawker publica un artículo en el que revela que el multimillonario Peter Thiel, uno de los fundadores de PayPal y peso pesado de Silicon Valley, es gay.

Octubre 2012 – Gawker publica un vídeo del famoso personaje de lucha libre Hulk Hogan, nombre real Terry Bollea, acostándose con la mujer de un amigo (me temo que no hay link a la noticia original, ni al vídeo. Todo fue retirado).

Octubre 2012 – Terry Bollea denuncia a Gawker por invasión de la privacidad.

Abril 2016 – El tribunal falla a favor de Bollea y condena a Gawker a pagar 140 millones de dólares.

Mayo 2016 – Peter Thiel reconoce que financió con 10 millones de dólares el proceso legal de Bollea para vengarse por el artículo en el que revelaban que era gay y hundir a Gawker.

Mayo 2016 – Gawker Media busca comprador y, de no encontrarlo, baraja la posibilidad de declararse en bancarrota.

La venganza es un plato que se sirve frío y después de siete años Thiel ha conseguido poner a uno de los medios nativos digitales más importantes de Estados Unidos al borde de la desaparición. Gawker Media está detrás de Gawker.com, Gizmodo, LifeHacker por citar a sus cabeceras más conocidas.

¿Quién tiene razón en este caso?

Si una cosa me fascina de este caso es que soy capaz de encontrar argumentos razonables a favor y en contra de todas las partes.

A favor de Peter Thiel

  • Si eres gay, es asunto exclusivamente tuyo y nadie tiene porqué revelarlo.
  • Si te acuestas con alguien en un ámbito privado, no es justificable que un vídeo tomado sin tu consentimiento acabe online.
  • No todo vale en la lucha por el pageview.

A favor de Gawker

  • Resulta preocupante que un millonario tenga el poder de usar la justicia para hundir a medios de comunicación (¿Cómo nos defendemos el resto de mortales?)
  • Con este tipo de precedentes los medios no se atreverán a publicar historias negativas sobre personajes de este tipo por miedo a represalias.
  • Los 140 millones de dólares de multa pueden provocar que muchos se lo piensen dos veces a la hora de ejercer su derecho a la libertad de expresión.

Hace unas meses escuché un podcast de la BBC sobre la influencia que los grandes personajes de Silicon Valley están teniendo sobre la cultura, la ética y los estilos de vida a nivel global a través de sus plataformas tecnológicas. Ahí escuché por primera vez hablar de Peter Thiel y se me quedó grabado su nombre concretamente por este pasaje:

“No es una exageración decir que el gobierno es tan fundamentalmente malvado que negar la naturaleza malvada del gobierno es como negar la existencia del diablo.”

A mí alguien que dice estas cosas, que se sienta en el consejo de administración de Facebook y que tiene miles de millones de dólares me parece inquietante. Pero en el futuro, si este personaje hace algo malo ¿quién se va a atrever a publicarlo?

Esta es un historia de peces pequeños, peces medianos y peces grandes. El problema es que ante la justicia todos los peces deberían tener el mismo tamaño. Pero eso es una utopía.

nuevos medios, Redes Sociales, Vídeo

¿Deportes en directo por Twitter?

El último gran bastión de la televisión tradicional es el directo, en especial el deporte en directo. Internet está comiendo terreno a la tele en todos los demás tipos de programa que incluso se disfrutan más online por la ausencia de publicidad (Netflix, Wuaki, Filmin). Pero los aficionados siguen siendo fieles a los deportes por la tele, se disfrutan más en vivo y en pantalla grande.

Aún así, las retransmisiones deportivas también están disponibles por Internet en forma de streamings para gente que no tiene una tele cerca o no está suscrito a la plataforma que tiene los derechos. También están las propias páginas de las competiciones (por ejemplo WTA y ATP comparten Tennis TV) o las retransmisiones de ligas menores en sitios de apuestas.

Pero las redes sociales le han echado el ojo al directo y eso puede cambiar mucho el panorama.

Hace poco la NFL (liga profesional de fútbol americano) anunció un acuerdo con Twitter para retransmitir en directo todos sus partidos. Recogerán la señal de las cadenas CBS y NBC y la retransmitirán en abierto para todo el mundo sin restricciones. Twitter ha pagado los derechos por debajo del precio de mercado (10 millones de dólares) pero la NFL busca exposición fuera de Estados Unidos donde el fútbol americano tiene poca presencia:

“Twitter es donde los eventos en directo tienen lugar y es el socio adecuado para la NFL en nuestro último paso para servir al mundo el fúbol NFL en vivo. Hay una cantidad enorme de conversación sobre la NFL en Twitter durante nuestros partidos y aprovechar esa audiencia, conjuntamente con nuestros espectadores por televisión y cable, asegurará que el Thursday Night Football sea visto en un número de plataformas sin precedentes esta temporada.”

Facebook mientras tanto también le está dando un buen empujón al live streaming social con su Facebook Live (aquí hablamos de su estupenda cámara Mevo) y YouTube, que lleva ofrenciendo servicios de live streaming desde 2010, sigue mejorando su oferta con otras de las nuevas tendencias: el vídeo inmersivo y la realidad virtual (este sería un ejemplo desde el festival de Coachella).

nuevos medios

El poder de los medios nativos digitales

Las barreras de entrada para nuevos medios nunca han estado tan bajas.

Estamos viendo como pequeños grupos de periodistas son capaces de sacar adelante periódicos online y plantarle cara a los gigantes que vienen de la época del papel.

Los youtubers están logrando entretener a millones con un equipo básico, mucha imaginación y pasión por lo que hacen.

Internet favorece el nicho y al freak obsesionado. Si lo tuyo son las pelis de zombies, puedes empezar tu podcast, si lo que te va es la canción ligera, puedes empezar un blog, si te gustan las flame wars, puedes abrirte cuenta en ForoCoches.

Esto no es nuevo, antes había fanzines, pequeñas emisoras, pequeñas publicaciones de nicho y pen pals con los que discutir aficiones. Pero Internet lo ha hecho todo más fácil y le ha dado un dimensión mundial. Con un portátil y talento, puedes montar un medio que llegue a un gran público (no es fácil, pero es posible).

image

Además si lo haces bien y construyes una audiencia, puedes incluso vivir de ello. No sólo a través de publicidad. Plataformas como Patreon están adaptando el modelo del mecenas a la era digital. Si a la gente le gusta lo que haces, te pueden pagar para que sigas haciéndolo. Todos salen ganando.

Un parque ejemplos:

eldiario.es, un diario nativo digital, ha conseguido una base de suscriptores fiel a las que su producto les gusta más que el de los grandes diarios, con un presupuesto y una plantilla mucho mayor.

Weblogs, una red independiente de blogs de nicho en español, llega cada mes a una audiencia de más de 40 millones de personas.

Los nuevos medios son los que hacen que Internet siga siendo un lugar interesante en el que no es posible replicar los oligopolios mediáticos de la época analógica ¡larga vida al new media!