Facebook, y no Rusia, puso a Trump en la presidencia

¿Fueron los rusos los culpables de que Trump llegase a la presidencia? Según Antonio García Martínez, no. Para él, el culpable no está en ningún edificio secreto a las afueras de Moscú, sino en una supermoderna oficina de Menlo Park en el Silicon Valley. Es decir, el culpable es Facebook.

Antonio García Martínez es un antiguo directivo de Facebook responsable del desarrollo de varias de las herramientas de segmentación que Trump usó durante su campaña. Según el artículo que publicó en Wired la semana pasada, los data scientists de Trump supieron jugar sus cartas mucho mejor que los de Hillary y consiguieron que sus anuncios llegasen a la gente adecuada, de manera masiva y a una fracción del coste.

Los detalles de cómo lo consiguieron los explica García Martínez muy bien en su artículo.

HOW TRUMP CONQUERED FACEBOOK—WITHOUT RUSSIAN ADS

Lo que realmente sorprende, y preocupa, es lo fácil que es usar una plataforma tan poderosa como Facebook como herramienta de propaganda.

Facebook usa nuestros datos para crear perfiles ideológicos y los pone a disposición del mejor postor. Dependiendo de las páginas que visitamos, de los amigos con los que interactuamos, de nuestras compras, de nuestros Me gusta, pueden averiguar, con una precisión muy alta, si somos indecisos. Esta herramienta es poderosísima para los partidos políticos ¿alguien controla esto? ¿algún juez ha pedido ver el algoritmo? ¿alguna Junta Electoral ha iniciado una investigación? ¿alguna agencia de protección de datos se ha parado a investigar la amenaza que esto supone para la privacidad?

Las cadenas de televisión, cuyo alcance y eficacia publicitaria están disminuyendo a marchas forzadas, tienen que cumplir con reglas muy estrictas para sus espacios electorales. Sin embargo, una plataforma como Facebook con 2,000 millones de usuarios y las herramientas de segmentación más poderosas, no tiene ningún tipo de limitación legal.

Es hora de que se le meta mano a los gigantes. Si una tienda de barrio se olvida de poner el banner de las cookies en su web, le puede caer una multa. Pero nadie hace nada cuando Facebook rastrea no solo lo que hacemos dentro de su plataforma sino también fuera.

Internet se está convirtiendo en un espacio dominado por las redes privadas masivas con Facebook (dueña también de Instagram y WhatsApp) y Google (AdWords, Maps, YouTube). Los sueños iniciales de un Internet abierto y democratizador se están quedando en eso, sueños.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s