Tendencias Digitales

Nos gusta que nos digan lo que tenemos que ver

Se supone que una de las ventajas de poner los contenidos disponibles online como en Netflix o en Spotify era que el consumidor asumía el poder. Ya no tienes que tragarte lo que “dan en la tele” sino que tienes la opción de personalizar tu elección de contenidos y ver sólo aquello que te gusta. Sin embargo las cosas no están sucediendo así. Cada vez más la gente está acudiendo a herramientas de “content curation” para seleccionar lo que quieren ver.

El porcentaje de personas que crean sus propias listas de reproducción (playlists) en servicios de streaming ha caído un 10% en el último año. Las listas de reproducción más usadas son aquellas que se les están sugiriendo por parte de los servicios de streaming.

Esto lo dice el analista de medios Mark Mulligan.

Parece evidente que los consumidores necesitamos selección de contenidos (content curation). Sí que queremos descubrir cosas nuevas pero no tenemos el tiempo de revisar cada cosa nueva que sale para saber si es buena, necesitamos una criba inicial que es donde entran los content curators.

Se puede dejar la content curation a los algoritmos (como hace Spotify) o bien se puede confiar el trabajo a seres humanos (como hace Apple Music). Pero en un mar de opciones, el consumidor necesita una guía entre el mar de opciones disponibles.

El problema de la content curation es el de siempre: un gran poder conlleva una gran responsabilidad. Supongo que será muy difícil para las grandes plataformas de streaming de contenidos no caer en la tentación de favorecer a unos contenidos sobre otros de manera arbitraria y sin seguir ningún criterio de calidad. Es posible y seguro que se hace.

Así como el padrino compró el éxito de Johny Fontana en la película de Coppola, también un sello podría pagar por incluir a cierto artista en el playlist “Discover Weekly”. Eso explicaría muchas cosas…

Anuncios
Tendencias Digitales

¿Realidad virtual de masas? A mí que me lo expliquen

En el plan a 10 años de Facebook, uno de los objetivos es desarrollar la Realidad Virtual y convertirla en uno de los servicios estrella de la compañía. Esto no es una sorpresa cuando te has gastado 2 mil millones de dólares en una start up -Oculus Rift- que se dedica al tema. Si Mark Zuckerberg cree que la realidad virtual es la “next big thing” ¿Quién soy yo para decir que está equivocado?

El caso es que no acabo de verlo. Sobre todo no acabo de ver cómo se puede convertir en un producto social y de masas. Mirad este vídeo.

¿Será normal algún día ir con un casco de realidad virtual en el metro? Yo creo que no. Este vídeo me recuerda mucho a aquellos de los early adopters de las Goole Glass a los que la gente miraba como frikis en el metro y que acabaron por dejarlas en el cajón antes de que Google decidiese también guardar el proyecto en el cajón.

Por mucho que avance la tecnología seguiremos teniendo que ir por la calle caminando entre otras personas sin tropezarnos y respetando la intimidad de los que tenemos alrededor (las camaritas en las gafas no son una buena idea).

Si tuviese que hacer una apuesta de futuro diría que veo a la realidad virtual teniendo un impacto limitado en el gaming y quizá aplicaciones en comunicación como video-llamadas inmersivas (llamas a alguien por Skype y tener la sensación de que estás con esa persona al lado). Pero siempre en el ámbito privado y sin movilidad (un gran handicap en el mundo mobile first).

Me he puesto un reminder en el Google Calendar para dentro de 10 años. Veremos si tenía razón o si por el contrario en 2026 la realidad virtual será una tecnología cotidiana y me tengo que comer mis palabras una por una.

¿Y tú qué opinas?

nuevos medios, Tendencias Digitales

Asúmelo, los algoritmos deciden por ti

Los algoritmos son un arma muy potente que controla lo que veremos o no veremos en nuestro día a día digital. El algoritmo de Google decide qué páginas son relevantes para las búsquedas que hacemos, el algoritmo de Facebook decide por ti qué es lo que te interesa saber sobre tus amigos, temas y marcas que te interesan, el algoritmo de Netflix te aconseja que series te pueden gustar más, el algoritmo de Amazon te aconseja productos que puedes necesitar…

Un algoritmo recoge una serie de datos sobre tu consumo de contenidos (o productos) a lo largo de un periodo de tiempo, luego les aplica una serie de fórmulas para determinar cuáles son tus preferencias y genera una lista de los resultados que con más probabilidad te van a gustar (pueden ser posts en redes sociales, música, películas, libros…). En el caso de Google el algoritmo recoge una serie de datos sobre la autoridad de la página (número de enlaces, menciones, calidad de los contenidos, relevancia…) y le asigna un valor que luego determinará su posición en las búsquedas.

Los algoritmos tienen mucho poder y por eso a veces dan un poco de yuyu. Por supuesto, todas las grandes corporaciones de Internet aseguran que los suyos completamente imparciales y que no hay ninguna intención de favorecer unos contenidos o productos sobre otros por intereses comerciales. Sin embargo, la tentación es demasiado fuerte y sabemos que a veces han sucumbido.

Twitter lanzó la idea de abandonar el orden cronológico de los tweets y empezar a aplicar un algoritmo para dar prioridad a unos tweets sobre otros. Aunque la idea no cayó bien entre muchos usuarios, al final lo han aplicado (desde febrero pasado). Uno de los últimos bastiones del timeline con orden cronológico por defecto ha caído finalmente.

El problema de los algoritmos es que limitan la diversidad. Siempre tendemos a interactuar y valorar más aquellas visiones y usuarios con los que estamos de acuerdo y el algoritmo lo percibe y lo refuerza. El resultado es que otras visiones son enterradas al final de la cola de nuestro timeline de modo que sólo estaremos en contacto con aquello con lo que estamos de acuerdo. Es el ghetto digital moderno.

Uno de los casos en los que los algoritmos están teniendo más éxito son los motores de recomendaciones. En concreto el caso de Spotify y su Discover Weekly es de los más sonados. Cada semana los usuarios de la plataforma de streaming musical más grande del mundo esperan su dosis semanal de sugerencias personalizadas. Y por propia experiencia  Spotify está dando en el clavo. Discover Weekly consigue un buen balance entre recomendarnos estilos y grupos que ya te gustan con otros estilos y grupos nuevos que nos permitan explorar más allá de nuestro territorio conocido.

Otro motor de recomendaciones muy potente que ha encontrado un montón de cosas que me interesaban y que me ha hecho gastar un montón de dinero es el de Amazon. Cada semana recibo varios emails con recomendaciones basadas en mi Lista de deseos y en lo que ha comprado gente que ha comprado lo mismo que yo… con frecuencia dan en el clavo. Mucho más potente y menos molesto que el remarketing (aunque mucho más difícil de desarrollar).

nuevos medios, Tendencias Digitales

Un mundo mobile first: es tiempo de cambiar el chip

Hace tres años hice un curso de Google Analytics en Londres y recuerdo que el último día le hice una pregunta un poquito trampa al profesor:

Si sabiendo lo que sabes ahora volvieses al pasado… ¿en qué área te especializarías?

No dudó ni un segundo y me contestó “Mobile Marketing”.

La respuesta tiene mérito porque hace tres años no vivíamos en un mundo mobile first. Eso sí, el sorpasso (qué palabra tan de moda!) ya se veía en el horizonte.

Hoy ya vivimos en un mundo mobile first. Google ya ha reconocido que se hacen más búsquedas desde móvil  y tablet que desde PC y portátil. Otros estudios confirman que más de la mitad del tráfico web en Estados Unidos se hace desde móviles.

Mobile first no es sólo un término cool de marketing, es un cambio de chip mental necesario. Tradicionalmente una estrategia de marketing digital se centraba en el desktop y luego, como añadido, se adaptaba al móvil. Los resultados los vemos todos los días.

En un mundo mobile first el móvil debe ser el elemento central de una estrategia digital, no un añadido. Eso no significa que haya que descuidar desktop, pero sí significa que ya no es el protagonista.

Algunos de los pilares de este mundo mobile first:

Mobile web: el patito feo del mobile marketing mix. Sin embargo, una buena web móvil, responsive o sitio móvil dedicado, que esté adaptada a pantallas de distintos tamaños y que también ofrezca una experiencia de usuario adaptada, es fundamental. Comscore dice que es Estados Unidos el 90% del tráfico móvil se hace hacia apps, sin embargo ellos mismos advierten que esta cifra es engañosa a la hora de valorar si apostar por un sitio optimizado para móviles o una app ya que sólo un pequeño porcentaje de apps -sobre todo Facebook- acaparan la mayor parte del tiempo.

Las apps: app o no app, he ahí la cuestión. Yo diría que depende de la naturaleza del negocio y de los recursos de que dispongamos. Una empresa de ecommerce o un medio de comunicación se puede beneficiar mucho de una app, el uno para agilizar la consulta de catálogo y la experiencia de compra, el otro para agilizar la carga de contenidos y habilitar notificaciones. Estos son sólo dos ejemplos. Un negocio local, sin embargo, haría mejor en emplear los recursos en otras áreas. Si la app va a mejorar la experiencia que el sitio móvil ofrece, a por ello. Si sólo va a ser una versión descargable con las mismas funciones… Mejor nos ahorramos el dinero y el esfuerzo.

Experiencia de compra: la experiencia de compra en móvil (app o web) ha sido un desafío para muchas empresas de ecommerce, pero poco a poco se van viendo grandes ejemplos de cómo abordarlo con éxito. La herramienta de búsqueda interna, la agilidad a la hora de consultar el catálogo y sobre todo el checkout son los elementos clave y deben estar hechos a medida de una pantalla pequeña.

Artículos instantáneos: si eres un creador de contenidos, los nuevos formatos de artículos de carga instantánea Facebook Instant Articles y Google AMP son una herramienta para resolver el problema de la velocidad de carga en móviles.

SMS: a pesar de que su uso ha caído en picado con la llegada de las apps de mensajería, siguen siendo efectivos para determinadas situaciones como ofertas puntuales, descuentos relámpago en una tienda o recordatorios.

Messenger apps: cada vez más se usan como herramienta de atención al cliente por sus costes muy bajos y porque no requiere nuestra atención total como una llamada de teléfono. Su utilización como herramienta de marketing es aún una zona un poco gris y ya ha llevado a alguna demanda en España.

Mobile advertising: el targeting móvil es muy poderoso. Por ejemplo, un negocio local puede impactar exclusivamente a los clientes que estén en un radio de pocos kilómetros alredededor de su tienda. Google permite ya hacer pujas diferenciadas por dispositivo en AdWords. Facebook ha creado una nueva plataforma Facebook Audience Network que se está especializando en native advertising en apps. Las nuevas opciones está ahí y están produciendo muy buenos resultados.

Micro Moments: el móvil está con nosotros en todas partes y a todas horas. Esto da lugar a mucho micro moments en los que buscamos información, queremos comprar, queremos aprender a hacer algo… Diseñar contenidos adaptados a esos micro moments es uno de los nuevos retos del mundo mobile-first.

Creatividad: el móvil está en constante evolución. Debemos mantenernos al tanto de lo que ocurre y usar nuestra creatividad para sacarle partido a las nuevas funcionalidades. Ahora mismo tenemos varias tendencias como la realidad virtual, la búsqueda por voz, los chat bots o los asistentes virtuales que presentan oportunidades de crear nuevos conceptos.

Analytics

El blog de Avinash Kaushik cumple 10 años

Esta semana el blog Occam´s Razor de Avinash Kaushik cumplió 10 años ¡Felicidades! Para mí es uno de los mejores recursos sobre Marketing Digital que existen en la web así que este post va para celebrar su longevidad y para animar a todos los apasionados por el marketing digital a que lo lean si no lo hacen ya.

Avinash Kaushik trabaja como Digital Marketing Evangelist para Google, uno de esos trabajos que suenan tan bien que no parecen reales. Antes fue Director of Research & Analytics en una de las empresas de software contable más grandes de Estados Unidos, Intuit, y también trabajó como consultor independiente. Es un gurú del marketing digital, pero lo de gurú va sin tono peyorativo, realmente es el tipo al que acudir si quieres adorar a alguien en este campo.

En un mundo como el del Marketing Digital en el que hay un montón de paja y presuntos expertos que producen contenidos con títulos como: “10 consejos para ser el primero en Google”, “Cómo ser el rey de las redes sociales”, “Hazte rico con el marketing de contenidos”, “Cómo conseguir tus primeros 1000 seguidores en Twitter”… Avinash Kaushik es un oasis de rigor que además escribe bien y consigue abordar temas complejos de manera amena.

Occam´s Razor va sobre todo sobre analítica web pero también trata otras áreas del marketing digital como redes sociales, diseño y usabilidad, branding, publicidad, móvil, vídeo… y muchos otros. 10 años son muchos años, sobre todo en el mundo digital, y los ha aprovechado muy bien.

Los artículos son siempre bastante largos, de esos que vale la pena guardarse en Pocket para ir consumiendo poco a poco cuando tienes un rato libre. Salen cada 15 días así que tenemos tiempo para ir asimilando.

Después de leerte un post de Avinash siempre aprendes algo nuevo (una funcionalidad, un concepto, un nuevo framework de marketing) y además reflexionas sobre tendencias, causas, consecuencias… Nada de listas, nada de clickbait, nada de thin content.

Por lo que sé Kaushik parece también un gran tipo. Los beneficios de sus dos best sellers Web Analytics: An Hour A Day y Web Analytics 2.0 los dona a dos organizaciones benéficas y además no incluye publicidad en su blog para que, según dice, te enfoques en el contenido sin ningún tipo de distracción.

Felicidades Occam´s Razor y ¡que cumplas muchos más!

Nota: además del blog, Kaushik tiene un newsletter semanal sobre la intersección entre Marketing Digital y Analytics. Te puedes suscribir aquí.

Algunos de mis artículos favoritos:

7 Incredible Web Design, Branding, Digital Marketing Experiences

How To Suck At Social Media: An Indispensable Guide For Businesses

See, Think, Do, Care Winning Combo: Content +Marketing +Measurement!

Digital Dashboards: Strategic & Tactical: Best Practices, Tips, Examples

Great Storytelling With Data: Visualize Simply And Focus Obsessively