WordPress no siempre es la respuesta

WordPress es el gestor de contenidos más popular del planeta:

  • Domina el 50-60% del mercado de CMS (Content Management System)
  • Lo usan medios como la CNN, USA Today, TechCrunch, TED e incluso manuel-brocos.com!
  • 17 posts son publicados en WordPress cada segundo
  • 2,645 webs de las primeras 10,000 del mundo usan WordPress.

Y sin embargo WordPress no siempre es la respuesta.

Si quieres crear y mantener un blog en el que vas a publicar contenidos con mucha frecuencia, WordPress es absolutamente ideal. Está pensado para eso.

  • Escribir y publicar posts es extremadamente sencillo.
  • Los metadatos (categorías, etiquetas) se pueden añadir con un par de clicks.
  • La inserción de material multimedia es muy sencilla.

Todas estas característica lo hacen la plataforma de referencia en muchos casos, sobre todo para gente no familiarizada con las tecnologías web y la programación.

Pero WordPress no es tan sencillo como parece. Es como la metáfora del cisne que avanza majestuoso por el estanque pero si miras por debajo del agua está moviendo las patas como un loco.

Si tenemos una página web comercial que no vamos a actualizar constantemente, WordPress es en muchos casos un exceso.

Los pasos para usar WordPress son muy sencillos en teoría:

– Instalar WordPress en el servidor.
– Elegir un tema (plantilla) que nos guste entre los miles y miles que hay (gratis y de pago).
– Instalar y activar la plantilla.
– Introducir nuestros contenidos.
– Publicar la página.

Pero las potenciales dificultades no faltan:

– Al instalar WordPress estamos usando PHP y SQL y estamos abriendo la puerta a bugs.
– Puede que el tema que nos guste no tenga todas las opciones que necesitamos y para customizarlo necesitaremos un desarrollador.
– WordPress está pensado principalmente para gestionar blogs y generará por defecto elementos que no necesitamos (páginas de autor, archivos, categorías).
– Cada vez que solicitamos una página a un sitio WordPress, el servidor tiene que ejecutar un loop PHP y generar queries a la base de datos para buscar y devolver los contenidos y esto lleva tiempo (se puede reducir el tiempo de carga con plugins de cache, pero estamos añadiendo una vez más complejidad).

Es verdad que el apartado de personalización de muchos temas WordPress permite hacer mucho, pero a veces de tan completo se acaba convirtiendo en un CMS dentro del CMS que hace todo incluso más confuso.

Y si lo que queremos hacer no está dentro de las funcionalidades que permite el tema, si necesitamos, por ejemplo, poner una cajita con el teléfono o aumentar el tamaño de una fuente… Tendremos que rezar para que el desarrollador haya incluido esas opciones porque si no hay que meterse en el código.

Están lo plugins. Es verdad. En WordPress hay un plugin para casi todo, pero no siempre es fácil encontrar el adecuado y pueden introducir vulnerabilidades e incompatibilidades.

¿Qué alternativas hay?

Si necesitamos una página web que no vaya a ser actualizada con mucha frencuencia yo soy partidario de volver a los orígenes y construirla con HTML, CSS y Javascript. Existen muchas plantillas para no empezar desde cero y simplificar mucho el proceso.

Bootstrap es un recurso muy poderoso que nos permite construir páginas web totalmente responsive y funcionales en muy poco tiempo.

No estoy en contra de WordPress, una buena prueba es que este blog lo usa. Pero no siempre es la mejor opción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s